Mercedes-Maybach G650 Landaulet, un todo-terreno convertible y exuberante
13-02-2017 Salones del Automóvil

Mercedes-Maybach G650 Landaulet, un todo-terreno convertible y exuberante

Después de que fue filtrado, poco queda a la imaginación sobre el flamante y primer SUV Maybach, un excesivo todoterreno que será fabricado en edición limitada.

Ginebra será el lugar donde Mercedes hará la presentación oficial de su más reciente creación, el Maybach G650 Landaulet, un modelo que conocimos hace poco en Autocosmos, gracias a que, en el mundo, aún hay personas que no saben guardar un secreto.

El G650 Landaulet es el quinto producto de Maybach en esta nueva etapa como sub-marca de Mercedes-Benz, sumándose así al Vision 6, al S-Class Pullman, S-Class Saloon y S-Class Cabriolet.

Sobre su concepción, Mercedes ha optado por usar a su todo-terreno estrella, el Clase G, histórico representante de la marca en todos sus valores, tanto en el camino del lujo como en el de la ingeniería off road. Pero, si ustedes creen que este es un G500 más, se equivocan. Como ya mencionamos previamente -y como las fotos dejan en evidencia- este Maybach está construido en la plataforma del G500 4X42 y del G63 AMG 6X6, ambos modelos muy exclusivos y que hacen gala de sendos ejes portales, tecnología casi militar y que le confiere a este modelo lo máximo en aptitudes dinámicas.

Sobre sus dimensiones, el Maybach comienza con la estructura del G500 4X42, pero la extiende 578 centímetros, para un total de 3428 mm de largo entre ejes, 5345 mm de largo total, más un alto de 2235 mm, liberando así casi medio metro de despeje para unas enormes llantas de 22 pulgadas. No te preocupes, Mercedes también instaló pisaderas eléctricas para que puedas trepar hasta el habitáculo.

La batalla extra con respecto al G500 se pone en buen uso del confort, suficientes para albergar dos sillones directamente sacados del Mercedes Clase S, completamente reclinables y que además comprenden un sistema de masajes con cámaras inflables que simulan la sensación de una terapia con piedras calientes. Siguiendo con el estilo de primera clase, el Maybach también equipa posavasos térmicos y enfriarles, pieceras ajustables, mesas auxiliares y pantallas de alta resolución (de 10 pulgadas) independientes para cada plaza, sin olvidar el sistema de climatización para las plazas traseras. Claro que estamos obviando lo más importante, el techo escamoteable, que se repliega en la parte posterior de los asientos traseros, de manera eléctrica.

Al más puro estilo Landaulet, las plazas traseras están separadas de la cabina frontal -techada- con un biombo de cristal que no solo se guarda por completo en la parte central de la carrocería, sino que puede ajustar su nivel de transparencia de manera electrocromatica.

Para mover todo este lujo, Maybach ha optado por un V12 Biturbo de 630 Hp y 1000 Nm de torque, asociado a un sistema de tracción con tres diferenciales de bloqueo electrónico independiente y reductora.

Mercedes solo fabricará 99 unidades del Maybach G650 Landaulet en la planta de Magna-Steyr, personalizables en cuatro colores de tapicería Designo, con costuras en forma de diamante y 4 colores Designo para el exterior, incluyendo una opción mate, además de 3 colores para la capota y pasos de rueda fabricados en fibra de carbono.

Con esto, Mercedes perpetua la larga tradición de exclusivas limusinas Landaulet, con más de un siglo de historia y que abre una nueva etapa este 2017, con uno de los todo-terreno más lujosos y radicales que se haya conocido en la historia del automóvil.

Galería Mercedes-Maybach G650 Landaulet

Mercedes-Maybach G650 Landaulet

1 de 21

Trailer: Mercedes-Maybach G650 Landaulet

¿Qué opinas? Cuéntanos