Hyundai Sonata 2018, cuando son los detalles los que importan
10-03-2017 Novedades

Hyundai Sonata 2018, cuando son los detalles los que importan

El Sonata fue uno de los rebeldes de Ginebra, optando por un debut fuera de este salón, directamente en Corea. El facelift que recibe esta séptima generación, es un claro ejemplo de como los detalles pueden marcar la diferencia entre un auto soso y uno de primera clase.

El Hyundai Sonata de la generación actual, llegó al mundo el año 2015, marcando la pauta con respecto al nuevo lenguaje de diseño de la empresa, la evolución de la "escultura fluida", que ahora muestra formas menos "liquidas" y más definidas.

Claro que, al conocer al Sonata, muchos quedaron con la impresión de un auto a medio camino, con respecto a los futuros modelos de la marca, como fue el Tucson o el Elantra. Excesiva sobriedad, para un modelo que llamó mucho la atención por su aerodinámico diseño. Incluso, al sentarnos en el interior, muchos puntos muertos en la consola, provocado por el diseño de los aireadores, además del diseño de la sección central hablaban de que el diseño del Sonata no cuajaba muy bien.

Hyundai ha metido mano este año en todos esos detalles, por lo que, al mirar al Sonata, al fin podemos respirar tranquilos. La máscara frontal ahora es mucho más agresiva y deportiva, con la clásica parrilla trapezoidal de Hyundai, pero que llega justo sobre el spoiler, en conjunto con una malla con diseño de rombos, mucho más atractiva que las bandas horizontales anteriores. El capot ahora cuenta con dos nervaduras extra que enfatizan la sensación de aerodinámica. Además, se rediseñaron los componentes ópticos, de diseño mucho más cuneiforme. En la saga el cambio es más dramático, con la posición de la patente, emplazada hacia el parachoques, logrando así un maletero de superficie limpia y minimalista. Los focos traseros también son de nuevo diseño y toman bastante del conjunto empleado en el Elantra. El resultado es el de un auto mucho más elegante y deportivo. Cierran el conjunto, el uso de tecnología LED y llantas de 17'' o 18'' de nuevo diseño.

El interior es un claro ejemplo de como algunos bien pensados cambios, pueden mejorar ostensiblemente la percepción de calidad en un auto. Del mar de plásticos en color oscuro y botones planos, Hyundai ejecuta con maestría el rediseño de sus módulos de audio y climatización, sin perder su forma original, pero jugando con superficies más limpias y con filetes metalizados donde se acomodan algunos botones. La tapa que ocultaba un compartimiento de almacenamiento, es removida, para así tener una usabilidad mejorada. Esta también es más grande, ya que el climatizador es más delgado. Los aireadores ahora son de mayor tamaño, llenando por completo las secciones donde estos se ubican. Asimismo, han cambiado el diseño del volante y las aplicaciones en cuero y madera, al igual que el sistema multimedia, con una pantalla más grande de 7'' o de 8'' opcional, además de soporte para smartphones (Android Auto, Apple CarPlay), cargador inalámbrico y Bluetooth, entre otros.

En cuanto a motores, al menos en Corea, se ofertarán 4 opciones, ya conocidos de algunos modelos actuales de Hyundai y Kia, como son el VGT 1.7 turbodiésel con 139 Hp, el 1.6 Turbo GDi con 177 Hp, el 2 litros aspirado de 160 Hp y el tope de línea 2 litros Turbo con 241 Hp.

Elementos de seguridad que también se incorporan, y que ya cada vez más son parte del segmento, comprenden alerta de trafico cruzado y punto ciego, focos que siguen la dirección del auto, alerta de cambio de carril y ajuste automático de luces altas en carretera, los que, de llegar este nuevo Sonata a Chile, esperemos que también puedan equiparse.

¿Qué opinas? Cuéntanos