BMW M4 CS 2018, un paso previo al GTS
20-04-2017 Salones del Automóvil

BMW M4 CS 2018, un paso previo al GTS

BMW reorganiza su escalafón de modelos deportivos, incorporando al M4 CS de edición limitada, un modelo especial que hace de medio camino entre un M4 Competition Package y un M4 GTS de alto performance.

Cuando se trata de deportivos, siempre hay espacio para uno más. BMW y su equipo presentan en Shanghái al M4 CS, un deportivo de producción limitada que tiene como misión hacer de peldaño entre un BMW M4 con Competition Package y el M4 GTS. 

Con la llegada del CS, BMW aprovecha el vuelo para reorganizar su gama de deportivo, considerando un paquete de competición sobre los productos M estandar, para luego pasar a una línea CS y finalizar con los que ellos llaman "brand shapers" que vienen a ser como una especie de flagship con respecto a deportividad, un auto como el M4 GTS que puede llevarse tanto a la pista como usarse en la calle, similar a lo que hace Porsche con sus líneas GT2, GT3 o GT4.

El M4 CS parte de la base del M4 Competition Package, pero aumenta su potencia en 10 Hp extra para lograr 460 Hp. Mejoras en el equipo de sobrealimentación hacen que el motor de 3 litros alcance los 100 km/h en 3,9 segundos y tenga una velocidad limitada electrónicamente a 280 km/h. Este motor se acopla a una caja automática de 7 velocidades M DCT con Drivelogic, ajustada para que las primeras 6 relaciones sean las únicas que potencialmente puedas usar en pista, más una séptima más larga solo pensada para economizar combustible en carretera. Esta transmisión también cuenta con su propio radiador de aceite, para evitar el sobrecalentamiento tras largas sesiones en pista.

El BMW M4 CS puede que no tenga tanta potencia extra comparado a sus hermanos menores, pero su diferencia radica en cómo se comporta en pista. Esto tiene que ver con sus elementos de suspensión hecha de aluminio forjado y amortiguación adaptativa M. Si a esto le sumamos el control dinámico de estabilidad con modo M, un diferencial trasero activo, tres modos de manejo (Comfort, Sport y Sport+) y neumáticos semi-slick Michelin Pilot Sport Cup 2, tenemos un deportivo que puede lograr un tiempo de 7:38 en Nurburgring, territorio de gigantes.

El interior del M4 CS tiene un marcado carácter deportivo. Y eso no tiene que ver con butacas deportivas o pedales deportivos. Derechamente es un ambiente de alto performance, contemplando butacas aligeradas, paneles en las puertas revestidos con fibra plástica y correas de tiro en lugar de manillas. La dieta de fibra también llega al exterior, incluyendo el techo y el capot, fabricados en plástico reforzado con fibra de carbono, así como los splitters y alerones del kit aerodinámico.

Pero recordemos, igual es un BMW y como no hablamos de un deportivo 100% pistero, el CS conserva el climatizador y el sistema de audio de alta fidelidad, para que no sufras camino a un Time Attack o a un Solorace. 

No hay noticias sobre si el M4 CS llegará oficialmente a Chile, pero puesto que ya sabemos de la existencia de dos M4 GTS, no sería de sorprenderse que lo viéramos pronto en nuestras calles.

Galería BMW M4 CS 2018

BMW M4 CS 2018

1 de 11

BMW M4 CS

¿Qué opinas? Cuéntanos