¿Cómo detener tu vehículo si está fuera de control?
19-01-2013 Investigación

¿Cómo detener tu vehículo si está fuera de control?

Te damos unos sencillos consejos para prevenir un posible accidente.

Posiblemente has visto en la carretera un accidente porque un vehículo tuvo un problema de frenos, porque estaba lloviendo y patinó para impactarse contra otro auto entre otras eventualidad que sería difícil enumerar. La causa de estos siniestros es, en su mayoría, que el vehículo estaba fuera de control y el conductor no pudo hacer nada para corregirlo.

 Es por lo anterior y con la idea de poder prevenir un accidente donde se pierde el dominio de la unidad, te damos unos consejos para que sepas cómo manejar una situación como las que te describimos a continuación.

 

Falla de frenos

Vas manejando y notas que el tránsito se está deteniendo más adelante pero al pisar el pedal de freno, éste no trabaja o el vehículo no va disminuyendo su velocidad. Aquí lo que debes hacer es obviamente no pisar el acelerador y tendrás que detener el auto frenando con motor, para hacerlo disminuirás la velocidad realizando cambios de marcha de manera regresiva –es decir si estás en sexta, cambiar a quinta, luego a cuarta y así sucesivamente- notarás que el vehículo perderá velocidad. Para detenerte en absoluto lo recomendable es usar el freno de emergencia –por eso lleva ese nombre o en otros casos se le denomina “de mano”. Algo importante es que nunca hagas el cambio de velocidad directo de una marcha alta a primera, ya que puedes dañar la transmisión o sólo aplicarlo si crees que estás en una situación de impacto inevitable. Por último en cajas automáticas, el cambio lo tendrás que ejecutar bajando de Drive a tercera y así sucesivamente.

 

Falla en el acelerador

Puede suceder y de hecho hubo un recall por este problema en vehículos Toyota, donde el pedal del acelerador se quedaba pegado ocasionando que el auto corriera sin control. Si llegarás a enfrentar un caso como éste, lo que debes hacer primero es asegurarte que nada está atorando el pedal –una botella de agua, un juguete, etc.- si puedes con cuidado quítalo, si no es el caso pon el auto en neutral, notarás que el auto hace mucho ruido y presiona el freno para irte deteniendo. Si esto no sirve apaga el motor, pero no saques la llave del interruptor dado que ocasionarás que se bloquee la dirección.

 

En lluvia

El aceite derramado o tierra combinados con una fuerte lluvia, hacen que el asfalto sea muy resbaloso. Para evitar perder el control de tu unidad, lo más recomendable siempre es ir a baja velocidad y frenar suavemente, con esto disminuirás el riesgo de que el vehículo patine. Tendrás mejor dominio del automóvil si mantienes la dirección completamente derecha y evitas movimientos bruscos. Al tomar una curva, no lo hagas rápido, sino despacio y evita frenar estando encima de la curva, lo correcto es antes de entrar a ella de manera dócil.

¿Qué opinas? Cuéntanos