Autoshows

Hyundai i30 N Project C, con C de carbono

En Namyang no descansan en su afán por continuar exprimiendo potencial de los hot hatch coreanos. Esta edición especial sera para 600 afortunados.

Hyundai i30 N Project C, con C de carbono

Aun nos acordamos de cuando Hyundai lanzó su división deportiva N. Muchos pensaron que era un golpe a BMW y su división M, considerando que Albert Biermann, el ex ingeniero estrella de la firma bávara, ahora milita para los asiáticos. La N en cuestión, al menos lo que Hyundai contó "para afuera" es que se debía a Namyang y Nürburgring, que son las dos sedes de investigación y desarrollo dinámico para la marca coreana.

Con el i30 N Project C, tenemos una nueva trivia... ¿Qué significa la C? El comunicado de prensa de Hyundai para esta nueva versión del i30 N señala que la "C" tiene tres significados.

C es para Carbon Fiber (Fibra de Carbono)

El i30 N ha sido sometido a una dieta de 50 kilos (pesa 1.395 kilos en total). Podrás creer que no es mucho, pero si has corrido alguna vez en pista, sabrás la diferencia entre ir con un estanque lleno o un estanque vacío. Ese estanque, en un auto como el i30 N, tiene una capacidad de 50 litros, así que se debe notar. Esta reducción de peso, no solo es culpa de la fibra; las nuevas llantas OZ forjadas de 19", aportan casi la mitad de esta baja (-22 kilos).

Pero volviendo a la fibra, nos encontramos con que Hyundai se ha ido por el mismo camino que BMW. No sabemos si esto tiene que ver con la experiencia de Biermann, pero la marca coreana está usando el mismo elemento compuesto que los alemanes, que no es fibra de carbono "pura", sino que resina plástica reforzada con fibra de carbono (CFRP). Este material ha sido usado en el capot (-7,2 kilos), ambos faldones (-499 gramos cada uno), difusor trasero de nuevo diseño (-386 gramos) y las butacas manuales proporcionadas por Sabelt (-7,5 kilos cada una), que además proporcionan una postura de manejo más firme. Lo único que suma, es un splitter frontal (+240 gramos) que tiene una función aerodinámica, aunque también le añade estilo al conjunto.

C es para Centro de Gravedad

Los ingenieros de Hyundai recortaron en seis milímetros la suspensión, rebajando el centro de gravedad en 8,8 milímetros. Se calibró la suspensión y la amortiguación con espirales más firmes y más cortos, así como manguetas de aluminio, que bajan el peso en 4,66 kilos por unidad. Una barra estabilizadora en el eje trasero, sobre las torres de la suspensión, ayuda a minimizar las pérdidas de agarre por rólido, añadiendo balance cuando se ataca muy fuerte una zona de curva y contra curva.

C es para "Área C"

El Área C en la pista de pruebas de Namyang corresponde a la pista de alto performance, que es donde el i30 N Project C forjó parte de su carácter. Aquí se refinaron los modos de manejo ya existentes, los que permiten extraer hasta la última gota del propulsor del hot hatch, el cual no ha sido modificado. Hablamos de un motor turbo (Theta T-GDI E-CVVT) de dos litros, con 275 Hp y 378 Nm de torque, que es la configuración N Performance del modelo. Se asocia a una transmisión manual de seis velocidades, la cual comunica su tracción al eje delantero. Alcanza los 100 km/h en seis segundos y una velocidad máxima de 250 km/h.

Para distinguir estéticamente a este i30 N de otros modelos, exhibe una pintura gris mate con acentos color naranja, más las piezas en fibra, que van lacadas. Los salpicones naranja también los podemos encontrar en el interior, matizando con algunos elementos tapizados en alcántara y un pomo de aluminio que imita un pistón. Son 600 unidades numeradas, las que Hyundai pondrá a disposición de sus clientes en Europa; en ningún otro lado más.

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos