Autoshows

Karma lanza un nuevo Revero en Shanghai

La marca de autos eléctricos renueva su único modelo con mejor tecnología eléctrica.

Karma lanza un nuevo Revero en Shanghai

Karma ha desembarcado en Shanghai con tres modelos en exhibición, aunque dos de ellos responden a buenas intenciones y sólo uno, el nuevo Revero GT, representa una apuesta directa para penetrar en los principales mercados mundiales.

Vale recordar un poco de Karma, una empresa de capitales chinos y afincada en California, que nació de las cenizas de la vieja Fisker. Tras la quiebra de la empresa original, compraron los derechos sobre el hermoso sedán Karma, tomaron su nombre para bautizar la firma y lo rebautizaron como Revero, y es el auto que han vendido (y mal) en los últimos dos años, incluyendo en Chile.

Pues bien, Karma lanza ahora una actualización de este auto denominado Revero GT, que muestra un diseño familiar pero una mejora sustancial en su tren motriz 100% eléctrico.

De lo que se trata aquí es del inicio de la asociación con BMW, que proveerá del motor de gasolina 1.5 Turbo del i8 para el rango extendido del Revero, en reemplazo del anterior 2.0 Turbo de General Motors.

Los dos motores eléctricos del auto también mejoraron, entregando ahora 535 Hp y 746 Nm de par, un alza sustantiva respecto de los anteriores 403 Hp. La marca indica que ahora puede hacer el 0 a 100 km/h en 4,6 segundos, casi un segundo más rápido que antes, y alcanzar 201 km/h de velocidad máxima (puedes leer nuestra prueba exclusiva aquí).

La batería también es nueva, de 28 kWh (antes era de 21,4 kWh), lo que le permite ofrecer un mayor rango de autonomía 100% eléctrica unos 100 km antes de que entre en funcionamiento el motor de gasolina, que aporta energía para un total de 450 km, más de 50 kilómetros adicionales.

Hay más cambios, principalmente en el peso, que baja de 2.450 a 2.290 kilos. La firma indica que la suspensión fue mejorada y que hoy, el Revero GT tiene un comportamiento más deportivo.

¿Precio? Según Karma, el nuevo GT mantendrá el valor en EE.UU. en US$135.000 más tax, es decir, los US$185.000 que cuesta en Chile.

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos