Autoshows

Dodge celebra los 50 años del Challenger en Los Ángeles con edición limitada

Vuelven los colores clásicos y las insignias históricas.

Dodge celebra los 50 años del Challenger en Los Ángeles con edición limitada

Hay fiesta para Dodge y su legendario Challenger, modelo que cumple nada más y nada menos que 50 años de vida. Eso sí, con algo de trampa ya que Dodge (como otras marcas) usan el año fiscal para adelantarse al aniversario; en estricto rigor, el cumpleaños debería ser el próximo año, pero nadie puede negarse a una muy buena celebración.

Cuando debutó el Challenger en 1970, se destacó siempre por llevar algunos de los motores más potentes de la época, desde el pequeño pero sólido Slant Six de 225 pies cúbicos hasta el imponente HEMI 426, más conocido como el “motor Elefante”. Hoy, no es distinto. Es cosa de pensar en el Challenger Demon y de ahí hacia atrás. Incluso el motor Hemi sigue siendo un portento de potencia hasta los días de hoy.

“2020 marca el 50 aniversario del Dodge Challenger, uno de los más codiciados muscle cars de la historia,” aseguró Tim Kuniskis, responsable global de Alfa Romeo y responsable de las Marcas de Vehículos de Pasajeros -Dodge, SRT, Chrysler y FIAT- de FCA Norteamérica. “Esa historia se cimentó en varios aspectos fundamentales: gran actitud y gran músculo, colores y escapes llamativos, y una comunidad de entusiastas extraordinaria y diversa en consonancia con nuestras ediciones especiales. Entonces, para conmemorar el 50, celebramos con una nueva edición especial que marca todas estas casillas.”

Y bueno, como hay fiesta, hay regalos. El paquete "50th Anniversary Edition" estará disponible para todas las versiones estándar del Challenger. Son 70 unidades por color y por versión, lo que da un total de 1.960 unidades numeradas entre el GT, el R/T Shaker, el R/T Scat Pack Shaker y el R/T Scat Pack Shaker Widebody. En el caso de los SRT, solo llevarán insignias especiales y algunas modificaciones estéticas. Esto solo agrega cinco mil dólares a la cuenta.

Entre los cambios, está la famosa toma de aire Shaker, pintada en el mismo color de la carrocería y que va ubicada en la parte superior del motor, en lugar de ser una toma de aire fija en el capó. Estará disponible en todas las versiones R/T con motor Hemi V8, siendo además la primera vez que se equipa en un modelo Widebody (en el caso que elijas una versión ensanchada). Como puedes esperar, al pegar un acelerón verás como se sacude con el vibrar del motor, una señal clásica de que el motor que traes adelante, no es para cobardes o novatos.

Esta campana Shaker se acompaña de una toma de aire frío Mopar, un filtro de aire cónico y una caja de aire optimizada para aumentar el flujo.

Cada unidad de aniversario lleva el capó, el techo y el maletero pintado en color negro satinado. Las llantas de 20" y los logotipos 50 aniversario de la parrilla y del spoiler cuentan con un nuevo acabado dorado, llamado “Gold School”, al igual que los distintivos de la consola interior. La tapa del combustible, también pintada en negro satinado y con las letras “FUEL” rotuladas, añade un toque especial.

Esta edición también dispone de frenos Brembo pintados en un color gris Gunmetal, opcionales para los Challenger GT y R/T, y de serie para los R/T Scat Pack y R/T Scat Pack Widebody.

Y claro, uno de los más grandes atractivos de esta serie especial, son sus colores de alto impacto, clásicos de la época. Aparte del nuevo color oro (Gold Rush), la paleta ofrece tonos de azul (Frostbite), morado (Hellraisin), canela (Cinnamon Stick), rojo (TorRed) más los inolvidables verde (F8 Green) y naranja (Go Mango).

En el interior, los asientos deportivos ventilados y con calefacción están tapizados en cuero Nappa y Alcántara con costuras en color sepia y el logo “50” bordado en los respaldos. Las costuras sepia se repiten en el panel de instrumentos, paneles de las puertas, reposabrazos, tapa de la consola central y en el volante de fondo plano revestido de cuero.

Los biseles de la consola y del panel de instrumentos son de fibra de carbono real y trama de cobre y, junto al acolchado de los paneles de las puertas, crean un ambiente en la cabina único y exclusivo de esta edición. Por último, los tapetes Berber llevan bordado el logo especial del 50 aniversario.
 
Cada vez que se enciende la pantalla de información del vehículo, se proyecta una imagen animada del Challenger 1970, mientras que los relojes que forman parte del cuadro de instrumentos, son blancos con acentos en color amarillo.
 
El área del panel de instrumentos en la zona del pasajero exhibe el logo del 50 aniversario en el mismo color que el del exterior. Cada vehículo está identificado con una placa numerada.

A modo de recordatorio, el Challenger comienza su gama de aniversario con el GT RWD, equipado con un motor V6 Pentastar de 303 Hp y 363 Nm de torque, asociado a una caja automática TorqueFlite de ocho velocidades. El Challenger R/T sube a un motor Hemi 5.7 de 375 Hp y 556 Nm de torque, con opción de caja manual de seis velocidades o automática de ocho velocidades. El paquete Scat Pack pasa del Hemi 5.7 al Hemi 392 con 485 Hp y 644 Nm de torque, con la misma opción de transmisiones, pero con frenos Brembo, suspensión deportiva, capó con doble extractor, modos de manejo y Line Lock, que permite calentar los neumáticos traseros antes de un arrancón. Y finalmente el Scat Pack Widebody, es muy similar, pero más ancho y porta suspensión adaptativa recalibrada por SRT con muelles delanteros más rígidos, amortiguadores modificados y barras estabilizadoras delanteras y traseras más largas.

Los pedidos de compra del 50th Anniversary Edition empiezan en diciembre, mientras que las primeras unidades llegarán a los concesionarios Dodge//SRT a comienzos del segundo trimestre.

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos