Autoshows

Mercedes AMG GLS 63 4Matic+, para quienes lo quieren absolutamente todo

Deme lo más grande, lo más potente y lo más lujoso que tenga. No se diga más...

Mercedes AMG GLS 63 4Matic+, para quienes lo quieren absolutamente todo

Quieres un auto que corra, pero que corra de verdad, con escándalo. Pero también quieres un auto de lujo, con mucho cuero, mucho aluminio, hartas pantallas y tecnología autónoma. Quieres que tenga la mejor calidad posible y además, que pueda llevar a toda tu familia, porque es una familia grande y que quieren lo mismo que tú.

Mercedes Benz es una marca sensible y ha pensado en algo perfecto para ti. Algo así como un GLS, que es un gran SUV de lujo y familiar, pero tocado por la varita mágica de AMG.

Quiero potencia

Para atender el ítem de performance, Mercedes usa uno de sus bloques más potentes, un V8 biturbo de cuatro litros, en conjunto con un sistema Mild Hybrid (EQ Boost), lo que significa que puede alcanzar 612 Hp y 850 Nm de torque. Pero como dijiste que lo querías todo, este motor no solo es capaz de correr fuerte y duro, sino que gracias al generador de 48v, las partidas son silenciosas y libres de esfuerzo (para gastar y contaminar menos), puede planear en alta velocidad y puede lograr altas recuperaciones, sin contar el sistema de Start/Stop que te permitirá contribuir, aunque sea un poquito al medio ambiente.

Este motor se asocia a una transmisión TCT Speedshift de nueve velocidades y a un sistema de tracción 4Matic+ (con distribución variable de torque y diferencial autoblocante inteligente), lo que asegura la potencia perfecta con el agarre perfecto. Ojo, que esta transmisión con convertidor de par y doble embrague, puede bajar múltiples cambios de un solo paso, tecnología que podrías usar en pista, por si algún día se te ocurre hacerlo.

A esto se le suma la suspensión neumática AMG Ride Control+ con regulación adaptativa de dureza en tres modos y reducción de la altura en 10 mm en algunos modos de manejo. También tiene barras estabilizadoras electromecánicas, cortesía del sistema de 48v.

Quiero espacio

Convenientemente, el GLS tiene espacio para siete personas. Aunque en Estados Unidos, de serie vienen butacas individuales para la segunda fila, lo que te deja solo con seis plazas. Así que ya sabes, puedes solicitar la versión "Euro" para siete o "Gringa" para seis. Y para que lo consideres, comparado al GLS anterior, ganas 87 mm extra en las plazas del medio.

Quiero lujo

Es un Mercedes Benz, así que ya tienes una buena base. Tienes una gran pantalla horizontal donde encontrarás el panel digital de instrumentos y la interfaz del sistema MBUX. También podrás gozar de pedales de acero inoxidable cepillado, iluminación ambiental, insertos en madera de tilo, alfombrado negro y tapiz de cuero sintético “Artico" en algunas zonas del habitáculo. Las butacas deportivas, vienen con insignias AMG y tapizado en cuero napa, aunque si quieres puedes personalizar algunos detalles a tu gusto porque bueno, tu pediste un auto de lujo.

Hay disponibilidad para asientos climatizados, con opción de llegar hasta la última fila, sistema AirBalance para fragancias en el aire acondicionado y dos niveles para el sistema de audio, que como siempre es el caso para la gama alta de Mercedes, viene firmado por Burmester.

Quiero tecnología

Reconocimiento por voz, seis modos de manejo, tres modos de sensibilidad para la dirección, más modos para la caja de cambios y la suspensión, deberían ser suficiente testimonio de lo modular que puede ser el GLS 63 y para ello necesitas mucha tecnología. Puedes cambiar el look del clúster digital con tres tipos de graficas distintas. También puedes disponer de luces LED con sistema Multibeam.

Pero si solicitas el paquete Driving Assistance Package, que muchas veces viene de serie, podrás sumar control crucero inteligente (con asistentes inteligentes de distancia y velocidad), asistente activo de dirección, asistente de cambio de carril, frenado de emergencia inteligente, radar de punto ciego/trafico cruzado, asistente para maniobras evasivas, mantenimiento de carril, programa Pre-Safe y reconocimiento de señales, aparte claro de estacionamiento automático y un sin fin de elementos que puedes agregar.

Quiero el look

El GLS 63 AMG puede ser un auto relativamente discreto. Pero créeme que, en un retrovisor, ver acercarse un enorme SUV con una gran parrilla Panamericana con franjas verticales, el agresivo parachoques frontal, que más bien es una gran toma de aire con algunos adornos y la pisada de grandes neumáticos y llantas de 23" (hay opciones un poco más pequeñas) intimidan a cualquiera.

Según lo declarado por Mercedes Benz en el Salón de Los Ángeles, este coloso debería estar disponible a partir del segundo semestre del 2020. Así que, si lo quieres todo, tienes que tener un poco de paciencia.

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos