Vende tu auto
Autoshows

Chevy 1957 Project X, un hotrod que quiere seguir corriendo hacia el futuro

Tenía que ser en el SEMA donde este tipo de proyectos vieran la luz. Esta “electromod” representa pasado, presente y futuro.

Chevy 1957 Project X, un hotrod que quiere seguir corriendo hacia el futuro

Parece que hasta los preparadores saben hacia dónde se dirige la industria automotriz. A muchos no nos gusta para nada la idea de que todo tenga tintes eléctricos, pero hay que adaptarse.

Y entre que lo aceptamos o no, varios preparadores y talleres especializados como el equipo de Cagnazzi, en colaboración con MotorTrend y Chevrolet Performance, han creado una verdadera joya que reúne la historia y pasado de un modelo tan icónico de Chevolet, el presente de la industria en términos de diseño y técnicas artesanales; así como el futuro de la mecánica automotriz que, como todos sabemos, camina hacia la electrificación.

Denominado como Project X, este Chevy de 1957 fue encontrado -como muchos- en algún lugar de los EE.UU, y comprado por solo $250 dólares. En su haber, el Chevy ´57 ha sido portador de motores V6, V8, diversos sistemas de inyección, sobrealimentación, etc. No por algo se ganó el apodo de “El auto del millón de dólares”.

Pero MotorTrend quiso ir más allá, de hecho, Douglas Glad, Director de contenidos de dicha organización está consciente sobre la importancia de adaptarse y lo que significa este proyecto:

“El Project X es solo una célebre manera de de adaptar el legado del hot rodding a la poderosa tecnología del mañana".

Así que con la experiencia y gran calidad que manejan los especialistas de Cagnazi Racing, los resultados del Project X son los siguientes:

  • Antiguo motor: LSX V-8 sobrealimentado.
  • Nuevo motor: Eléctrico.
  • Potencia: 340 Hp
  • ​​Torque: 447 Nm
  • Batería: Iones de litio 30 kWh
  • Capacidad: 400 voltios.

Pero no todo es tunear y modificar, ya que Chevrolet Performance está considerando utilizar esta batería como un producto oficial que sea empleado en un modelo más modular que lo acerque a los clientes de la marca.

Entre las modificaciones que tuvieron que hacerse a este Chevy Project X para optimizar su rendimiento encuentran:

  • Diferencial de cambio rápido.
  • Servofreno y bomba de dirección electroasisitidos.
  • Suspensión delantera de Corvette.
  • Altura del chasis de -2 pulgadas (por la eliminación del sistema de escape).
  • Resortes delanteros con mayor dureza.
  • Resortes traseros más rígidos.

Lo mejor del auto es que conserva su silueta original, así que ante los ojos del menos entrenado, podría pasar como un Hot Rod auténtico devorador de gasolina, pero hasta en eso pusieron atención en el detalle, pues en el habitáculo, el Project X luce el mismo botón selector de cambios usado en el Chevrolet Corvette 2021, ¿qué tal?

¿Pero si Motor Trend puede, por qué Autocosmos no? Habrá que hablar con los jefes para que se motiven...

Jonathan Miranda recomienda

Cuéntanos que opinas