Autoshows

Ford estrena una nueva Ranger para EE.UU.

La pick-up mediana vuelve a comercializarse en los Estados Unidos con unos motores que dan envidia.

Ford estrena una nueva Ranger para EE.UU.

Estamos en el Salón de Detroit. Todos los ojos del mundo automotor están en la ciudad del automóvil y los fabricantes de todo el planeta juegan sus cartas tratando de llevarse la atención del público. Pero como en todos los salones del mundo, hay gigantes que juegan de local. Ya te mostramos lo que hizo Chevrolet con la nueva Silverado, y ahora es el turno de Ford, que ya había sorprendido con el Mustang Bullit y el Edge ST.

La marca del óvalo tiene una sorpresa para todo el mundo, pero más que nada para sus compatriotas, que hace varios años se vienen perdiendo la batalla entre las pick-up medianas, un segmento que nosotros podemos disfrutar ampliamente y ellos no.

En el país del norte apenas si hay algunos exponentes como la Toyota Tacoma o la Chevrolet Colorado, que están ganando terreno frente a los clásicos referentes del segmento, las pick-up “Full Size”. Recordemos que allí la Ford F-150 es el vehículo (no sólo la camioneta, el vehículo en sí) más vendido desde hace tres décadas, por lo que cualquier pick-up más pequeña no suele ser un buen negocio ni para los compradores ni para los vendedores.

Pero las cosas están cambiando, y los estadounidenses están buscando opciones más ágiles, versátiles y por sobre todo, más accesibles. Aquí es donde entra con gloria la Ford Ranger.

Este modelo es para ellos una nueva generación y una completa novedad, pero para mercados como el chileno es simplemente un restyling de la generación que actualmente se fabrica en la planta argentina de Pacheco (T6). Los cambios estéticos son notorios y quizás sean la base para una futura actualización local, pero lamentablemente, lo más importante está bajo el capó, y no lo vamos a poder disfrutar, ya que al parecer en los EE.UU. no quieren saber nada con el diésel por el momento, y se despacharon con todas motorizaciones gasolineras.

Vamos con las diferencias a simple vista con la Ranger que conocemos: tenemos un renovado conjunto de parrilla, parachoques (en este caso de acero), un nuevo capot, portalón trasero (en ambos casos de aluminio), tomas de aire y llantas de nuevo diseño. Según la marca, todas estas modificaciones están pensadas exclusivamente para el mercado norteamericano, pero algo de esto vimos en Tailandia, por lo que no es descabellado pensar que será global.

Puertas adentro no se ven tantas diferencias, aunque se nota un interior modernizado y con algunos acentos que demuestran que Ford está pensando esta pick-up no tanto para el trabajo, sino para el uso recreacional, con detalles más lujosos que la variante chilena. Esto se nota también en el agregado de ayudas electrónicas para el manejo off-road, que igualmente se vale de tracción 4x4 con reductora.

Ahora llega la parte más interesante (y más lejana para nosotros): lo que hay debajo del capot. La nueva Ford Ranger se lanzará en Estados Unidos con un motor gasolinero de 4 cilindros 2.3 litros EcoBoost, el mismo que equipa a la variante light del Mustang el Focus RS. Esto quiere decir que tenemos un motor turbo con tecnología Twin-Scroll que podrá rendir de 280 a 310 caballos de fuerza. Todo esto acoplado a una caja automática de 10 marchas inédita en el segmento, que tiene la particularidad de haber sido desarrollada junto a GM, y que ya equipa a vehículos como el Camaro ZL1 o la Ford F-150 Raptor.

Y hablando de raptores, la marca confirmó que más adelante también habrá una versión Raptor de la Ranger, con un motor V6.

Ford está pensando esta pick-up no tanto para el trabajo sino para el uso recreacional

Las versiones con las que se lanzará la Ford Ranger en los Estados Unidos serán 3: XL, XLT y Lariat, en configuraciones SuperCab (cabina extendida) y SuperCrew (4 puertas). Además, se podrá elegir un paquete de equipamiento opcional denominado FX4 Off-Road Package, que puede venir en variantes Chrome y Sport. Este paquete aventurero incluye asistencias al conductor para atravesar distintos terrenos, amortiguadores especiales, neumáticos todo terreno, placa cubrecárter e insignias especiales.

Lamentablemente, hasta el momento no parece que esta Ford Ranger para el mercado estadounidense vaya a salir de sus tierras, ya que se fabrica allí para abastecer al público local. No estaría nada mal que algunas de sus novedades se trasladen a la camioneta fabricada por Ford Argentina.
 

Ezequiel Las Heras recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos